El Estudio Preliminar: primer paso para dimensionar tu futura instalación fotovoltaica

Lanzarse a poner unas placas fotovoltaicas en casa no es un asunto baladí porque, entre otras cosas, supone pasar de mero consumidor a productor eléctrico, aprender a cambiar hábitos y responsabilizarse por los usos energéticos, además de una cierta inversión económica que conviene pensar con cuidado.

Por eso, desde EnergÉtica creemos que es básico proporcionar toda la información posible antes de tomar una decisión de este calado. Para ello, ofrecemos la realización de un Estudio Preliminar completamente gratuito,a todas las personas interesadas en el autoconsumo,en que les proporcionamos toda la información que precisan para conocer las características de la instalación que les convertirá en elementos activos del sistema energético.

Para hacer este estudio, que es particular y personalizado para cada caso, partimos de la información que recopilamos en un cuestionario que cumplimenta la persona interesada con los datos de su vivienda o negocio, la ubicación concreta, la superficie de su cubierta, su orientación o las posibles sombras. Complementándola con datos climáticos, estimamos la producción eléctrica de su futura instalación solar. Después cruzamos esta información con la procedente de su contador digital, del que podemos obtener el consumo eléctrico de las 8760 horas del año (ó 8784 en un bisiesto) para obtener finalmente la eficiencia de la cubierta solar, es decir, el porcentaje del consumo que quedará cubierto con la instalación.

 

El Estudio Preliminar que elaboramos consta de varias partes: por un lado, describe de forma muy sucinta las características de la instalación, el número de paneles que recomendamos, la superficie que va a ocupar y el coste aproximado de su instalación.

 

 

 

La segunda parte resume su comportamiento a lo largo de un día típico, usando la media de producción de los 365 días del año, y también del consumo de todo el año. Con esta gráfica queremos visibilizar la parte de electricidad autoconsumida y los excedentes que no se consumen y van a parar a la red eléctrica.

 

La tercera parte de este informe es “el viaje de la energía”, o sea, dónde van los kilovatios hora que va a producir cada tejado solar: una parte es la autoconsumida, la que se utiliza en casa durante las horas de sol en la que los paneles están produciendo. Otra parte es exportada a la red, de la que una porción es compensada (a través del mecanismo de compensación que explicamos aquí), y otra es vertida a la red. En resumen, el Estudio Preliminar proporciona información sobre el porcentaje de autosuficiencia energética: cuánta energía consumida en casa es provista por la nueva instalación de generación renovable.

 

 

Reservamos la parte final para las recomendaciones: una fábrica de electricidad en casa supone una nueva responsabilidad con el uso de la energía, y aprovecharla al máximo es la mejor manera de asegurar su rentabilidad económica y también ambiental. Por eso, simulamos en esta parte final del estudio tres posibles escenarios y cómo se comportaría tu instalación en ellos: si decides reducir tu consumo de energía, si apuestas por desplazar tus consumos a horas solares o, por último, si decides electrificar más consumos energéticos en tu hogar o negocio.

Ya sabes: si quieres un informe como este para saber cómo podría ser una instalación fotovoltaica en la cubierta de tu casa, ¡no tardes en escribirnos!

    Deja tu comentario

    Tu cuenta de email no será publicada*